Angelo Garini ha llegado a convertirte en uno de los wedding planner más conocidos del mundo. Ha editado varios libros de organización de bodas, presentador del programa más conocido mundialmente sobre wedding planner llamado “Planes de Bodas”, colaborador de importantes revistas de bodas….. todo esto  le convirtieron en un símbolo de autoridad de la elegancia y el refinamiento. Hoy le conocemos un poco mejor gracias a esta entrevista para todas las seguidoras del Magazine de Unionwep.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

¿Cómo un arquitecto se convierte en wedding planner?

En realidad, me gusta decir que he añadido a mis competencias de arquitecto las de organizador de eventos, aunque de todas formas me dedico principalmente a la arquitectura.
Realmente fue el destino el que me llevó a dedicarme a organizar bodas, tras la petición de una clienta, a la que le había realizado el proyecto de su casa, de organizar la boda de su hija.

¿Un wedding planner nace o se hace? ¿Crees que es algo que hay que sentir o simplemente se puede aprender?

En mi opinión, creo que en parte se nace. De hecho, he tenido la suerte de nacer en una familia llena de historia y que desde hace siglos es amante de la belleza en todas sus manifestaciones artísticas. Así que, desde pequeño, he tenido la oportunidad de estar entre cosas bonitas, aprendiendo a apreciar el placer del arte del vivir, algo fundamental para llevar a cabo un trabajo en el que hay que organizar eventos únicos.

Conocer las flores, la manera de componerlas a lo largo de la historia, entender la diferencia entre porcelana y cerámica, vídrio y cristal, saber que es seda o terciopelo, son cosas que marcan la diferencia. Puede que se aprendan, pero haberlas vivido desde siempre es otra cosa.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

¿Cual fue la primera boda que organizaste?

Como os contaba antes, fue la boda de una clienta que tuvo lugar un mes de marzo de hace más de diez años. La elección fue muy sofisticada, la iglesia, una de las más grandes de Milán, fue preparada, creando un camino de hojas verdes, mezcladas entre ellas. Las flores sólo decoraban el altar. Como acompañamiento musical, se eligieron melodías de la época del Renacimiento, interpretadas con trompetas. Parecía estar en el Jardín del Edén.

Fue este trabajo y la satisfacción tras su éxito los que me llevaron al mundo de los eventos y bodas.

Desde esa primera boda, ¿como llegaste a convertirte en uno de los wedding planner más conocidos del mundo?

Gracias por esta definición. Puedo decir que el verdadero refinamiento, unido a la pasión, creatividad y capacidad de interpretar los deseos de quien me contacta, son sin duda la clave que me ha llevado alcanzar metas importantes.

¿Cuales son las reglas de oro para organizar una boda?

Creo que la regla de oro es la de nunca exceder, sino tener en mente que el mejor resultado se obtiene mezclando con sabiduría y equilibrio distintos elementos: flores, música, decoración, escenografía… Todo lo que hacemos crea sensaciones, así que hay que mirar el proyecto globalmente.

Hoy en día, cada vez más a menudo, escuchamos que el wedding planner es él que “cuida los detalles”. Me parece muy correcto hacerlo, pero nunca hay que limitarse a esto. ¡Una sola mesa llena de flores, velas y la justa iluminación consiguen efectos de gran “drama” que van más allá que un simple lazo o confeti!

¿Qué papel crees que juegan la fotografía y el video en una boda?

El trabajo del fotógrafo y del responsable del vídeo es todo lo que nos queda de ese evento, por lo que su papel es muy importante y su presencia tiene que ser discreta, para garantizar que al final del evento todo lo que ha pasado esté grabado como un reportaje.
Un buen profesional es aquel que consigue que las imágenes hablen expresando emociones también a largo plazo.

¿Cuales son tus consejos acerca de la fotografía y el video en una boda?

Ante todo discreción. El encargado de las fotos y del video no tiene que aparecer y parar el ritmo del evento nunca, para recopilar las imágenes tienen que saberlo hacer sin que nadie note su presencia.

¿Conocías UnionWep?

Sí, conozco Unionwep, porque hace tiempo tuve el placer de tomar parte en el jurado de uno de vuestros concursos. Creo que es una garantía de profesionalidad de todos aquellos que forman parte de ella y un “lugar” muy recomendable donde elegir a un fotógrafo de confianza.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

¿Qué es lo más difícil que te han pedido en una boda?

Recuerdo una boda, de hace unos años, donde la novia pidió una rosa de una tonalidad de fucsia muy particular, la rosa jacaranda, que encargamos de África,y cuyos pétalos, fueron cosidos sobre su velo en el último momento.

¿Y cual es la boda que recuerdas con más cariño?

Cada boda es un recuerdo en mi corazón, pero entre muchas, me acuerdo especialmente de algunos eventos organizados en Venecia, Capri o Paris, lugares que me encantan y, además de éstos, recuerdo con emoción la boda organizada el año pasado para una pareja de Roma que eligió como lugar de celebración nuestra villa familiar en el Lago Maggiore.

¿Qué elementos consideras indispensables en la organización de una boda?

Sobre todo dos, flores y música.

Presentaste un programa de televisión de éxito mundial, ¿ha cambiado tu vida desde que eres popular?

Mi vida seguramente no ha cambiado, pero sin duda es divertido ser reconocido y parado por el público. Ser apreciado es algo halagador pero comporta tener una deuda de reconocimiento. Se espera mucho de quien es “famoso”, creo que contestar a los
correos electrónicos, estar presente en las redes sociales, personalmente y no mediante terceras personas, es un deber. Ver como una foto, un autógrafo, una respuesta a quien te escribe puedan dar felicidad a quien lo recibe es un privilegio y hay que considerarlo como tal.

Además, se puede decir que la televisión aumenta todo lo que se hace o se dice, por lo tanto hay que tener cuidado y actuar siempre con gusto, elegancia, siendo correctos y respetuosos con los demás.

©Angelo Garini.

©Angelo Garini.

Presentaste tu propio programa, has escrito un libro, ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Seguramente, otro libro, que ya está en fase de redacción, y un evento que mezcle moda, escenografía, música y que pueda ser un espectáculo para el teatro.

Para terminar, ¿Cómo sería la boda de tus sueños?

Sin duda en mi querida casa en el Lago Maggiore, una noche de junio, bajo
la luz cálida de la puesta de sol y la presencia de las personas más queridas. Y de fondo una orquesta y una voz cantando música lírica.

Si te gusta el trabajo de Angelo puedes seguirlo en su página de Facebook.

Mercedes Fuster

Pin It on Pinterest

Share This