Cómo NO elegir el fotógrafo de tu boda

Las bodas se convierten en grandes acontecimientos. Son muchos los detalles que las envuelven. Que las hacen únicas. Que se quedan en el recuerdo para siempre. Porque son días especiales. Porque la unión de dos personas es siempre motivo de celebración. Pero la memoria se ayuda de fotografías. Y la elección del mejor fotógrafo para tu boda es una de las decisiones más importantes.

Elegir fotógrafo de boda no es tarea sencilla. Y no lo es porque va mucho más allá de cuestiones económicas. El profesional contratado debe ser esa persona encargada de salvaguardar en imágenes el día más especial marcado en la historia de una pareja. Y debe hacerlo desde una perspectiva que conecte con los novios y con sus vivencias.

En otra ocasión ya hicimos una lista de aquellas preguntas que hacerle al profesional encargado de inmortalizar el gran día. Esta vez queremos dar un pasito más. Contarte cómo elegir el fotógrafo de tu boda y también aquellos errores a evitar. Recuerda que no todos narran historias de la misma manera, y que la vuestra merece ser reflejada en imágenes que hablen de vosotros mismos.

Cómo encontrar el fotógrafo de tu boda.

© Olmo del Valle

Uno de los errores más comunes es dejar que un familiar o amigo os regale la contratación de vuestro fotógrafo de bodas. Normalmente porque conoce su trayectoria o por recomendación de otras personas. Que haga ese regalo está muy bien, pero no debería tratarse de una cita a ciegas.

Es decir, tenéis que ser vosotros quienes toméis la última palabra. Reunirse con dicho profesional y ver su trabajo para comprobar que encaja con la fotografía que queréis percibir.

Dicho esto, si la búsqueda se realiza por vuestra parte, no sólo existe Google, sino que hay portales con directorios según provincias y otras categorías. En este sentido, buscad calidad, muchas páginas recomiendan profesionales que han pagado por aparecer en dichos muestrarios, normalmente fotógrafos que están empezando y necesitan publicitarse.

Desde Unionwep apostamos porque los fotógrafos y videógrafos que aparecen mantengan una trayectoria impecable, y ofrecemos la categoría inspired, con la cual tenéis acceso a distintas propuestas de bodas reales para encontrar el estilo que mejor os puede encajar.

El estilo que mejor encaja con tu boda.

© Pablo Laguía

Efectivamente existen tantos “estilos” de fotografía como parejas distintas. Sería un error contratar a un fotógrafo que ofrece un portfolio de bodas destino con lugares espectaculares si tu boda se realizará en un entorno, aunque especial, menos vistoso.

De igual modo contratar a un fotógrafo que apenas realiza fotografía de detalles, si vuestra boda estará muy personalizada con una decoración exquisita de elementos naturales. Para ello, y puesto que internet favorece una mejor búsqueda de información, lo mejor es que pienses en un primer momento cómo va a ser tu boda.

El lugar de celebración, si los previos se harán en casa o en un hotel, si será una boda civil o religiosa, la decoración, los ambientes que habrá, las localizaciones para las fotografías en exteriores, incluso el número de invitados.

Con esa primera planificación mental, te harás una mejor idea, y con ello será más fácil buscar el tipo de fotografía que puede encajar con la boda que vas a realizar.  Y no solo ese tipo de detalles, digamos más superficiales, sino también tu percepción de lo que debe ser la captación de sentimientos.

Cómo conectar con las fotografías.

© Ferrán Mallol

Puedes ser ese tipo de persona que gusta de una fotografía más pausada, más íntima en cuanto a sentimientos, con una línea más decorativa en el resultado. O por el contrario, tu idea va más entroncada con una vertiente más periodística, esa que recoge los momentos de risas, lloros, gritos de felicidad, en otro sentido más fiel a la realidad de los gestos.

Del mismo modo, puede gustarte una fotografía más limpia, más clara, o por el contrario más artística en cuanto a tratamiento de encuadres de líneas o contraste de luces y sombras.

No a todos nos tocan la fibra de la misma manera. Por tanto, mira muchas imágenes y utiliza el pelómetro como medida para saber cuáles te gustan más.

Pero siempre teniendo en cuenta que la fotografía que ofrece, no solo te eriza el vello, sino que encaja con los parámetros en los que se moverá tu boda.

Y es que no hace falta saber de fotografía para elegir un buen profesional, lo importante es conocerte a ti misma, a vosotros mismos, y a partir de ahí trabajar en la elección del mejor fotógrafo según tu manera de percibir lo que te rodea.

No te guíes sólo por el precio.

© Gorka Alaba

Por experiencia sabemos que existe un precio que varía muy poco de un fotógrafo a otro dentro de la red de grandes profesionales. También sabemos que lo importante no es la cantidad.

Solo hay que saber comparar entre los que ofrecen un servicio muy económico, y cuando decimos muy económico nos referimos a unas cantidades que por irrisorias nos da qué pensar, y aquellos que dan unas tarifas muy similares pero más coherentes.

Si te encuentras con fotógrafos de una misma, o muy parecida tarifa, no te guíes sólo por el precio. Centra tu elección en aquel que conecte más a nivel personal contigo y que tenga ese plus de imágenes acordes a tu personalidad y por ende a la de tu boda.

Un buen fotógrafo no será aquel que entre en rebajas a costa de conseguirte como cliente, sino el que, llegando a un acuerdo, pueda ofrecerte un servicio de igual calidad aunque limitando el número de horas trabajadas. En este sentido, si llegado el caso que tu presupuesto se aleja del fotógrafo súper especial que has encontrado, valora cuáles son tus prioridades.

Prepara la boda con tu fotógrafo.

© Gerardo Ojeda

Con la elección de tu fotógrafo de boda no se termina el trabajo. Del mismo modo que necesitarás varias pruebas de vestido, con la persona que contrates para el reportaje, será bueno que mantengas contacto previo en fechas anteriores al gran día.

Es interesante que ambas partes tengáis clara la coordinación de la boda. Un planning es una buena opción para detallar las horas, dirección de localizaciones así como acontecimientos que se sucedan durante la misma. Tener claro las imágenes que no deben faltar, si habrá posados de grupos, cuándo y dónde será el mejor momento para realizarlos.

Si hay localizaciones externas al complejo de celebración, saber de cuánto tiempo se dispondrá para realizar las fotografías. En definitiva conocer con antelación toda la información que hará más fácil la labor del fotógrafo y también te dará la tranquilidad de tener todo bajo control.

Un error común en la fotografía de bodas que se realizaba hace años, es que la iglesia o el lugar del banquete disponían de sus propios fotógrafos. O que se contrataba un estudio y el profesional que acudía conocía a los novios el mismo día de la boda.

Ello favorecía un tipo de imágenes muy protocolarias, muy convencionales en cuanto a la misma manera de interpretar los sentimientos. Por suerte todo ello ha cambiado, así que aprovéchalo, haz que tu boda sea única porque respete tu personalidad y que las fotografías también lo reflejen.

¿Es bueno hacer reportaje de preboda?

© Jose Mosquera

Si hay algo que también ha favorecido el contacto previo con el fotógrafo de bodas, es el reportaje de preboda. Un servicio que no todos ofrecen, pero que si para ti es importante, puede ser un condicionante a la hora de decidirte por un profesional u otro.

Este tipo de reportaje ayuda a las parejas a soltarse frente a la cámara, cuando no están acostumbradas, además de tener un contacto más cercano con el fotógrafo antes de la boda.

No sólo ayudan a los novios a relajarse, también sirven para que el profesional compruebe la fotogenia de la pareja y cómo se manifiestan su amor. Y es que podéis ser unos novios que no se despegan, o por el contrario os gusta mantener las distancias.

No tengas miedo porque un buen fotógrafo nunca os pedirá que hagáis algo, como daros un beso, si no estáis cómodos.

De todos modos, si habéis elegido a ese fotógrafo es porque su trabajo lo veis acorde a vuestra personalidad, por tanto todo el que trabajo que quiera realizar con vosotros estará unido a su propia mirada, solo confiando en su criterio y en sus locuras para crear, os veréis reflejados y no defraudados.

La firma del contrato con tu fotógrafo.

© Kepa López

Las palabras se las lleva el viento, y cuando hablamos de trabajar con profesionales, ha de serlo incluso con cuestiones burocráticas, y es que un contrato es la mejor manera de dejar reflejados epígrafes como pagos, direcciones, datos personales y cláusulas como derechos de autor, así como todo lo que sea importante tanto para vosotros como para el fotógrafo.

No es solo una forma de que puedas quedarte más tranquila, al fotógrafo le viene muy bien tener ese documento, ten en cuenta que tiene muchas más contrataciones, y es la manera de llevar todo bajo control.

Tanto de forma online, muchos fotógrafos disponen de plataformas donde firmar contratos vía internet, como por la manera escrita tradicional, dejaos aconsejar por su profesionalidad y llegad a acuerdos, así como consulta cada punto si hay cuestiones en las que no te sientes con experiencia, como las compensaciones por pérdida de material, no te preocupes porque llevan back up de herramientas y varios discos duros, o cancelación del contrato.

Déjate aconsejar con el álbum de boda.

© David González Ibáñez

Imagina que has encontrado al fotógrafo perfecto, te ha realizado un reportaje maravilloso, se dispone a enseñarte el álbum de boda y compruebas que su trabajo maquetando dista mucho de lo que buscabas cuando le contrataste.

Por ello, ¡importante! pide que en la reunión que mantengas con él te enseñe álbumes físicos de bodas reales y completas. De todos modos, los nuevos estilos y la formación de los profesionales así como las herramientas de las que disponen, han fomentado también una línea de álbum muy sencilla, muy limpia, donde las protagonistas son las fotografías.

Tampoco le pidas a tu fotógrafo que añada fondos estridentes ni composiciones sin sentido cuando viste que no trabajaba de esa manera en sus ejemplos. Primero porque no lo hará, segundo porque puede crear un conflicto entre vuestros pareceres. Del mismo modo que no se sentirá cómodo si le pides retoques no usuales en su trabajo.

La misma importancia tiene que haya comunicación entre vosotros, como que confíes en su criterio. Pero hablarlo es el mejor camino, como buen profesional sabrá explicarte si le haces una observación, o te comentará cuáles son las mejores prácticas para cada paso del reportaje y del álbum.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS INSPIRACIÓN PARA TU BODA

 

¿Qué tipo de fotógrafo de boda me pega?

¿Qué tipo de fotógrafo de boda me pega?

¿Qué tipo de fotógrafo de boda me pega? Si decidir cuál será el fotógrafo que cubrirá tu boda te parece importante, estás en el sitio adecuado. No se trata simplemente de seleccionar un buen profesional, alguien que te haya recomendado o aquel que ofrezca...

leer más
Las mejores fotografías de boda de 2017

Las mejores fotografías de boda de 2017

Las mejores fotografías de boda de 2017 Si quieres tomar ideas para las fotografías de tu boda has llegado al sitio adecuado. En Unionwep, como cada año,  seleccionamos las mejores fotografías de los profesionales que forman parte de nuestra comunidad. Reportajes...

leer más

Suscríbete a nuestra Newsletter

Prometemos no enviar spam. Solo notícias relacionadas con Unionwep y fotos de bodas o videos de bodas. Inspiración para tu boda, novedades del sector, premios a los mejores fotógrafos y videógrafos de bodas...

© UnionWep es una marca registrada.

©El copyrigth de todas las fotografías y vídeos del portal pertenecen a sus respectivos autores. Estas imágenes no pueden ser reproducidas, recortadas o modificadas digitalmente o de otra manera sin consentimiento escrito previo. Información Legal. Cookies

Pin It on Pinterest

COMPARTE!

comparte este post con tus amig@s