La trágica historia de la novia junto a la tumba de su prometido que nos hace reflexionar sobre el amor

Hay una imagen que ha capturado la atención de numerosos medios de comunicación durante la última semana. En la fotografía, una joven vestida de novia posa sus brazos sobre la tumba de su prometido. Su cara, hundida la lápida, refleja toda la gravedad de la situación que estamos observando. 

La mujer que aparece en la fotografía es Jessica Padgett, quien el pasado 29 de septiembre tenía planeado casarse con su prometido, Kendall James Murphy. Pero el destino truncó su historia, pues Kendall fue atropellado el año pasado mientras ejercía como bombero voluntario.

No vengo hablaros de su trágica historia, sobre eso encontraréis todos los detalles en cualquier periódico. Quiero aprovechar esta circunstancia para hacer una reflexión sobre el matrimonio, el compromiso y lo que la fotografía significa.

Tras el fatal desenlace, Jessica tomó una decisión importante: el  día de su boda realizaría un “enlace” simbólico junto a Kendall con una sesión fotográfica en Glendale, lugar donde realizaron la sesión fotográfica de su compromiso.

En las fotografías, la novia comparte los rincones que le recuerdan al amor de su vida, junto a sus objetos personales y los seres queridos de ambos. Unas imágenes dolorosas y bellas a partes iguales.

Quizás las imágenes tocan tan profundo porque calan en la esencia de lo que un matrimonio significa: Amor puro e incondicional. En su caso, las circunstancias hicieron que Kendall y Jessica no pudiesen dar el “sí quiero” el pasado 29 de septiembre, sin embargo su amor perdura más allá de los límites que nosotros podemos imaginar. Porque amar es eso, tender a infinito mientras dure el sentimiento o mientras exista en nuestro interior esa necesidad del otro.

El amor es un sentimiento capaz de la dicotomía más absoluta. Puede representar la felicidad más absoluta y la oscuridad total sin la persona a la que amamos. La historia de Jessica y Kendall nos recuerda esa cara B que nos resistimos a aceptar, y es que, aunque suene a consejo manido, nos recuerda que debemos aprovechar el tiempo junto a las personas que queremos, por breve que este sea.

Jessica se sirvió de su compromiso para cerrar un círculo que se inició con su pérdida, o al menos para comenzar a dimensionar una herida que difícilmente se cerrará del todo.

¿Y por qué la fotografía sirve de aspecto sanador en esta historia? La fotografía genera un maridaje peculiar con nuestra memoria: mientras el instante está sucediendo es capturado por el fotógrafo.

Así, el pasado reciente de Jessica se une a su presente y se convierte en memoria a través de esa sesión fotográfica que nunca llegó a vivir con su prometido. Una necesidad vital que la fotografía cumple en dos tiempos: en primer lugar la emoción que nos atraviesa como un flecha y después el recuerdo sopesado de aquello que hemos amado.

Todos tenemos mucho que aprender de esta historia: Sobre lo que el amor verdadero significa, sobre el compromiso por encima de las circunstancias y sobre la fotografía como elemento fundamental para atrapar recuerdos y capturar sentimientos (por encima de cualquier entendimiento).

Quizás te interese…

5 MOTIVOS POR LOS QUE INVERTIR EN UN ÁLBUM DE BODAS.

5 MOTIVOS POR LOS QUE INVERTIR EN UN ÁLBUM DE BODAS.

5 MOTIVOS POR LOS QUE INVERTIR EN UN ÁLBUM DE BODAS. Te casas, y esa decisión desencadena que tengas que tomar una serie de decisiones tras otra. Entre ellas, una que tiene un peso fundamental es la elección del fotógrafo y videógrafo de tu boda. Sin embargo, una vez...

leer más

Regístrate y descárgate gratis este Ebook!

5 MOTIVOS POR LOS QUE INVERTIR EN UN ÁLBUM DE BODAS.

5 MOTIVOS POR LOS QUE INVERTIR EN UN ÁLBUM DE BODAS.

5 MOTIVOS POR LOS QUE INVERTIR EN UN ÁLBUM DE BODAS. Te casas, y esa decisión desencadena que tengas que tomar una serie de decisiones tras otra. Entre ellas, una que tiene un peso fundamental es la elección del fotógrafo y videógrafo de tu boda. Sin embargo, una vez...

leer más