Una historia simple pero llena de vivezas, sentimientos y dudas sobre el estado actual y futuro de la fotografía de bodas que muchas veces me planteo como será, como evolucionará. Victor Gimeno es un fotógrafo de bodas miembro de Unionwep y ayer publicó una actualización en Facebook que no me dejó indiferente y que me llevaba a hacerme nuevamente viejas preguntas sobre lo que quieren los clientes. Si os parece leed la historia y luego lanzo una serie de preguntas sobre todo a todas esas parejas que están en proceso de organizar su boda.

La historia

Carmen y Diego. Autor desconocido

Carmen y Diego. Autor desconocido

“He llorado, sí, lo he hecho y me siento feliz, todo lo demás no importa. Me acaba de pasar algo verdaderamente alucinante y esto no es venderme, ni nada de esto, creo que algunos me conocéis. Ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida, algo que te hace sentir y te llega al fondo y que en cosa de dos minutos ha hecho que sienta la verdaderamente importancia de mi profesión, el valor de algunos momentos, la reflexión sobre uno mismo y lo bonito de mi profesión y de muchos momentos que espontáneamente te ofrece la vida en el sitio más inesperado, que orgulloso me siento!!!. Ha llegado una mujer muy simpática llamada Carmen, de aproximadamente 60 o 65 años, tal vez más, la mujer presentaba ciertos problemas de audición y cuando le he preguntado que deseaba, Carmen ha sacado de su bolso una pequeña foto que no mediría ni 3x4cm, la foto presentaba los típicos bordes blancos ondulados de antaño. La foto era vieja, en B/N con los tonos desgastados y las manchas típicas que deja el paso del tiempo y apenas se apreciaba la imagen por la perdida de contraste. La imagen de la foto era el corte de la tarta en su misma boda hace cosa de 35 o 40 años y era el único ejemplar que guardaba de dicho recuerdo. Ella misma me comentaba que la guardaba como oro en paño. Todo esto por lo que escribo ha empezado a llegarme desde que la mujer me ha mostrado la imagen, me encantaba el mimo con el que la trataba, pero el punto álgido de la situación ha sido cuando al digitalizarla y mostrarla generosamente ampliada en el ordenador para comprobar la dudosa calidad, Carmen a mostrado sin tapujos su gran emoción, no daba crédito, de repente y después de ver durante tantos años aquella ilusión, un proyecto de vida común, su gran amor, parte de su vida, su recuerdo, las alegrías de aquel día… todo concentrado en 3x4cm, al verlo ampliado y a pesar de la falta de definición, he sentido plenamente por su no reprimida expresividad, por su emoción, por sus gestos, como revivía todo aquello, cada detalle, cada persona, la situación, el como fue, la manera tan especial e indescriptible de mencionar el nombre de su marido, “Diego, mi Dieguete”, ha dicho. Ha sido intenso y brutal. Esta mujer y todo lo que ha generado en mi, me ha marcado muchísimo, no se si es que estoy sensible o soy sensible, pero aparte de todo lo que ha significado para mi este encuentro, he ganado, he ganado mucho, sabiendo lo gratificante que es emocionarse y saberse sensible hacia ciertas cosas tan pequeñas pero a la vez tan inmensas.”

Reflexiones

Emocionante verdad? a mi también me ha llegado amigo Victor, tanto que me he visto obligado a compartir la historia y concluir con estas reflexiones.

Si eres fotógrafo de bodas y no te has emocionado con el texto de Victor… por favor cambia de profesión.

Os habéis dando cuanta de la importancia de vuestra profesión? yo si y Carmen también.

Os imagináis este mismo caso dentro de 40 años? en el 2053?  Carmen llevaría un pendrive? Conclusión, el mejor soporte para guardar las fotos no es un pendrive, ni la nube, ni un DVD, ni un disco duro, ni tu teléfono de ultima generación… el mejor soporte para guardas tus fotos es el papel, imprime tus fotos, contrata un álbum que puedas tocar, oler, guardar, sentir.

Te casas? valora la fotografía. Dentro de 40 años es el único recuerdo que tendrás junto al vídeo. El resto es historia.

Gracias nuevamente Victor por compartir tu experiencia tan enriquecedora.

Andrés Parro

Pin It on Pinterest

Share This